jueves, 7 de mayo de 2009

La injusticia se carga al Chelsea



CHELSEA 1-1 BARCELONA
Es complicado decir cuándo es justo o no lo es en casos futbolísticos. A veces se clama contra la justicia cuando un equipo obtiene mejor resultado que el rival aun habiendo creado menos méritos. Yo no creo que sea injusto esto. Por ejemplo, que el Barça empate en su único chute y en el último minuto no lo veo injusto. No. Cuando hablo de justicia en el fútbol debo referirme a casos mayores, donde el mero fútbol no manda. Por ejemplo, el partido de ayer es considerado bajo mi punto de vista como un caso de injusticia por las decisiones arbitrales, que fueron ampliamente trascendentales.
El Chelsea dispuso del once esperado, con la baja de Mikel para poner en la derecha a Anelka. El resto del equipo no cambiaba respecto al Camp Nou a excepción de la entrada de Ashley Cole y el desplazamiento de Bosingwa a la derecha. En el Barça las bajas eran importantes: Márquez, Puyol y Henry, a destacar la primera y la última. Ello obligaba a Guardiola a recomponer el equipo totalmente. Lo que hizo fue poner a Toure atrás, Busquets en el mediocentro, Keita en el interior izquierdo e Iniesta en el extremo zurdo. El Chelsea se encontró con el guión ansiado: gol tempranero a favor para resguardarse atrás. Essien fue Zidane y se apuntó un golazo terrible. El Chelsea no se echó totalmente atrás pero sí que dejó la iniciativa al Barça, cerrando todos los espacios posibles . Busquets se puso nervioso durante el partido, pues no llevó la iniciativa y además tuvo fallos graves con el balón. Messi se perdió entre la multitud de jugadores blues, no inició jugadas desde la banda. Leo no enlazó con nadie, ni con Iniesta, cuya demarcación inicial no invitaba al optimismo. Pese a realizar algunas jugadas peligrosas en la segunda parte desde la izquierda, no estuvo regularmente presente y no creó ningún peligro en los 90 minutos iniciales. No asumió protagonismo con balón y tampoco halló espacios. Totalmente perdidos el manchego y Messi, lo único que quedaba era la subida lateral de Alves. El Barça sólo atacó con centros nefastos de Alves. Sus subidas causaron problemas, no obstante, y Malouda le creó mucho peligro. Toure se complicaba la vida y el Chelsea lo aprovechaba para tirar balones por la espalda de los centrales, balones al hueco que Drogba marró. El Chelsea no llevaba la iniciativa pero sí el peligro y el mando del partido. Tener la pelota no significa nada si no se crean ocasiones de peligro. El equipo local tuvo varias ocasiones clarísimas de gol marradas por desacierto de los jugadores o del árbitro. El noruego fue absolutamente clave y eso de un árbitro es negativo. Se olvidó de señalar 3 penalties claros con 1-0 que habrían eliminado al Barça con total seguridad. En el minuto 93 llegaría la injusticia futbolística o la justicia poética,como varios blogs la llaman, según se mire. En otro centro malo de Alves la pelota llegó tras recogerla Eto'o a Iniesta que, en condiciones muy adversas, anotó un sensacional gol, un disparo con el exterior que se clavó por toda la escuadra. Simplemente golazo.
Al principio del texto afirmaba que el partido no había sido justo porque el árbitro resultó clave, no sólo para el partido sino para la eliminatoria y a la postre para la competición. No hubo justicia futbolística. ¿Justicia poética? No por este partido precisamente aunque sí por la excelente trayectoria del Barça. Aun así una cosa no quita la otra.

10 comentarios:

Francisco Quirós dijo...

Querido Chechu coincido contigo en el análisis del partido. Creo que Guardiola se equivocó en el planteamiento. Trastocó todo el centro del campo, la mejor línea del Barça y en la única en la que no tenía bajas. Lo de Messi no lo entendí muy bien, es cierto que en el Bernabéu le funcionó, pero el Chelsea no es el Madrid y Hiddink se las sabe todas.
Muy buen post

Sílvia dijo...

Hola!
no estoy de acuerdo. Abidal fue expulsado injustamente y el planteamiento rácano de hiddink terminó por eliminarlos. No comentas el partido de ida y el penalti a Henry...
estamos en Roma por méritos propios.
saludos
Sílvia

Chechu dijo...

@Silvia. No comento la expulsión de Abidal porque está claramente compensada con la no expulsión de Toure por dos acciones clavadasen las que comete falta siendo ocasión manifiesta de gol y siendo el último hombre.
En cuanto al penalty de Henry, me parece bastante flojito en comparación con los que vimos ayer.
En cuanto a Hiddink, te oy toda la razón. Con 1-0 y 1 jugador más no se puede poner a Belletti esando Kalou en el banquillo para poner la directa en un defensa debilitada. Así, Piqué comenzó a salir con la pelota jugada y suerte tuvo Hiddink de que no metiera gol.

La trayectoria del Barcelona es EXCELENTE y por eso puede merecer estar en la final. Pero si aplicamos términos de justicia (que yo sólo tego en cuenta en caso de haber decisiones arbitrales importantes) creo qe el Chelsea mereció pasar. Incluso si nos atenemos méritos futbolísticos caeremos en que el Chelsea estuvo mejor.

Aun así, os felicito por llegar a la final

Damsam dijo...

Hiddink fue demasiado cagón y lo pago caro.

EL MÉS CULÉ dijo...

Se podría decir que hubo injusticia en el partido del miércoles, pero no en la eliminatoria o ¿nos olivamos del partido de ida?. La primera parte de la ida, fue un baño sin premio y el Chelsea tiró una vez entre los tres palos contra un equipo que jugaba ofensivo, con lo cual no sé porque Mendilibar le da más mérito a lo del Chelsea cuando el Barça hizo lo mismo pero jugando a la pelota.
En cuanto a las injusticias. En la ida el árbitro fue muy permisivo con el Chelsea, Ballack y Alex debieron ser expulsados y por tanto no deberían haber jugado la vuelta. Más el penalty a Henry no pitado. ¿Cómo cambia el escenario para la vuelta, verdad?.
Para una vez que gana el equipo que intenta jugar, en los 2 partidos, hablamos de injusticia.
No hombre, por ahí no!!!
Hiddink se traicionó a sí mismo y lo pagó. Ahora que predique con aquello que dijo en Corea de que no hay que quejarse y hacer más autocrítica.

Un saludo desde www.elmescule.com

Enamorado Del Fútbol dijo...

¿Por qué estamos en Roma? Pues a mitad, 50% por fútbol y 50% por ayuda.

El arbitro nos ayudó y nos perjudicó en la Ida, pero nos ayudó más. Pienso qeu sería injusto por el espectaculo que el Chelsea pasara, pero el arbitro se equivoco como se equivocan todas las personas. Entiendo el cabreo del chelsea y justo cuando lo veo me recuerda que nosotros tb vivimos algo parecido hace unos años en ese mismo escenario con otro robo esta vez, en contra. Guus debería de repasar sus principios, que recuerde la entrevista a Antena 3 despues del robo de corea lo que dijo y lo que dijo el otro dia.

En conclusion, fue un robo si, pero los arbitros se equivocan, ayer salimos nosotros beneficiados pero mñn podemos ser nosotros los que salgamos perjudicados.

Chechu dijo...

@El més culé. JUGAR BONITO NO ES LA ÚNICA FORMA DE JUGAR BIEN. Me gustaría que esto quedase claro. ¿Qué pasa? Que todos los equipos deben jugar al toque como el Barça¿? Pues no. Jugar bien es aprovechar lo mejor posible los recursos que te ofrece el equipo. El Barça juega al toque porque tiene jugadores para ello. El Chelsea, en vistas a enfrentarse al Barça y teniendo en cuenta los recursos de su plantilla, accedió a dar la iniciativa al Barça. Pero ojo, el Barça no ha sido mejor que el Chelsea. El equipo de Hiddink es el que ha dominado. ¿Por qué? Porque ha llevado la eliminatoria en todo momento a su terreno. El gol de Essien es la ilustración a lo que digo. El Chelsea buscó el gol mediante juego rápido a la contra y obtuvo resultado. Luego encerró al Barça y creó ocasiones claras a la contra que habrían acabado con el partido si el árbitro hubiera señalado penalties donde los había.
Respecto a la ida, me gustaría decirte que Alves debió ser expulsado y que cualquier perjuicio en casa vuestra es infinitamente menor con el hurto de Stamford Bridge.

@Jorge. Para el espectáculo también está el Chelsea, ojo. A mí, por lo menos, me divierte mucho ver cómo un equipo cierra todos sus espacios y busca contraataques. A mí me gusta el fútbol bueno, no sólo el bonito, que me encanta en la mayoría de casos. El Chelsea de Mourinho me encandiló por lo bien trabajado que estaba. El Manchester ultraofensivo también me encandila.

Saludos

Alba dijo...

Bueno, sería de ciegos negar que el árbitro no se equivocó, pero se equivocó a favor y en contra de los dos equipos. Me parece incrible que sólo se pida clemencia en el arbitrage de Stamford; tanto en el Barcelona como en Londres los arbitrages fueron nefastos y se tendría que ver como hubiera ido la eliminatoria (los 180 minutos) con un buen arbitrage.
Además, el Chelsea cayó en sus redes, a cada caísa protestaban, perdían tiempo (no quiero decir que no sea permitido), exageraban faltas, y lo que más molestó al árbitro, lo engaño y lo indujo a equivocarse, por lo que ya subada de todo lo del chelsea. Será curioso, pero el chelsea es el único equipo que amenaza el árbitro de muerte y no sólo en esta eliminatoria, sino en las anteriores eliminatorias también.
Saludos

Chechu dijo...

@Alba. Es triste que amenacen de muerte, sinceramente. ¿Esto también pasó con Frisk, aquel árbitro que se retiró, no?

Archibaldo dijo...

Una gran diferencia

Un tiro entre los tres palos...y GOL, si pero que trallazo, digo que golazo y no los del otro día contra el Real, en mi opinión sólo en el segundo de Messi nada pudo hacer el "lince de navalacruz" más por el merito del delantero azulgrana que por el cancerbero madridista, si es que se le puede llamar portero en vez de "santo". Desde luego la diferencia no es obvia, entre el superequipo ( que perdía 1-0 a los veinte minutos y no las veía llegar salvo su guardameta) que goleo en la liga española y el simple que pudo empatar en el descuento de la de Europa, sólo que en el del estadio Bernabéu jugo un gigantesco (como casi siempre Puyol) y en del Chelsea, no, ademas de este equipo contar con un especialista entre los tres palos al que sorprendio el excelente medio español con un gol de FINAL de Campeones y no los cinco que el de Mostoles vio pasar por delante de sus casillas.