domingo, 28 de septiembre de 2008

Los dos ganaron, pero de qué manera



Noche intensa la que se vivió ayer, más si nos centramos en el triste derby de Barcelona. Tanto el Madrid como el Barcelona ganaron sus respectivos partidos, ambos con el mismo resultado y de formas poco corrientes.

BETIS 1-2 REAL MADRID

Ruud, básicamente Ruud. Ése fue el motivo por el que ganó el Madrid, cuando todo indicaba que se acabaría con un empate a uno. El conjunto blanco arrancó como un ciclón, con dos de los protagonistas usuales de estas pasadas jornadas, Van der Vaart y De la Red, entrando cómo y por donde querían. El porterazo Casto evitó más de un gol. Aun así el tanto no tardó mucho en llegar, de nuevo se adelantaba el Madrid en el Ruiz de Lopera, una tónica habitual de los últimos años. Pero sólo fueron 20 minutos, luego el Madrid se dormiría, como si quisiera guardar fuerzas para San Petersburgo, aprovechándose de la poca chispa que demostraban los de Chaparro. Los béticos se plantaban en el campo blanco pero no sabían qué hacer delante del balón ni tampoco detrás, porque dejaban unos huecos tremendos. Mientras Sergio García desbordaba y se convertía en el único peligro verdiblanco, la defensa se adelantaba casi pasado el centro del campo. El Madrid sólo aprovechó esta situación al final del partido, en el gol de Ruud, evidencia de lo mal que se posicionaba el Betis tras el ataque. En otros intentos Robben había fastidiado cualquier opción. Pocas veces escogió la mejor opción, casi siempre se enredaba y elegía mal.
La siesta merengue traería malas consecuencias, como se podía intuir. El Madrid se quedaría con uno menos y con un gol en su contra. Marcelo pecó de ingenuo ante Damià y le hizo penalty. ¿Lo fue? Pues tengo mis dudas, pero comprendo que el colegiado pitara penalty, a primera vista parecía clarísimo y era la solución lógica. No se puede criticar al árbitro en ese lance. Y, si pitaba penalty, tenía que expulsar a Marcelo por ser clara ocasión de gol y por ser el último defensa. Schuster quitaría a Raúl y daría entrada a un Torres que, por poco, no causa más penas máximas. Después hizo más cambios entre los cuales no estaba el de Higuaín. Menos mal que Ruud anotó a última hora. No lo mereció el Madrid pero ganó legalmente.

ESPANYOL 1-2 BARÇA
El Barça ganó haciendo méritos para ello pero lo hizo ilegalmente. Metió al Espanyol muy atrás, con una primera parte excelente llegando desde todos los lados. El planteamiento posicional del Espanyol fue bastante extraño, viendo a Román en la derecha y a Coro de mediapunta. El centro del campo espanyolista volvió a desaparecer, no sacó la pelota jugada. El Espanyol apenas llegó, aunque en una de esas pocas veces marcó el gol. Dicen que fue falta de Luis García, yo creo que fue Puyol el que empujó primero a Luis García y luego éste tocó a Valdés. Pero el de L'Hospitalet estuvo enormemente mal. Tintín Márquez veía incrédulo cómo su equipo se ponía por delante en el marcador, a todas luces injusto por méritos. Pero la pelota tiene que entrar y en su caso entró. Luego vendría el espectáculo arbitral, arriesgándose al echar a Nene (alguna amarilla discutible). El Espanyol se plantó totalmente en defensa, con Luis García como único delantero. 8 jugadores pericos entre la frontal y la portería de Kameni. Ahí Pareja estuvo de diez, Jarque de nueve. Ese punto lo perdió por la mala suerte del 1-1. Antes, el partido tuvo que suspenderse por la violencia y estupidez de los Boixos Nois, definidos como cerdos por Sánchez Llibre. ¿Se imaginan que la bengala hubiese perforado a alguien? Bueno, pues aun con esto Henry y varios más dedicaron sus goles a los Boixos. El partido se alargó más de los 3 minutos añadidos, no se acabó el partido hasta que el Barça metió el penalty totalmente inexistente. El defensor tocó pelota y Medina lo interpretó como penalty. Messi batió a un Kameni espectacular durante todo el choque.

4 comentarios:

The gunner dijo...

Es cierto que ninguno de los dos grandes están desplegando un buen fútbol. Si o fuera por las inddividualidades...

Zinexine dijo...

El arbitraje de ayer de Medina "Culéntajejo o Cantadelejos" fue escandaloso.

Y el linier vio claramente que no era penalti. A Medina se le vio bastante el plumero. Ya se sabe como una se hace internacional en el arbitraje.

Saludos

Jesús dijo...

Muy grande Ruud, como siempre, ya sabes Chechu lo que yo admiro a este tío.

Lo del arbitraje del derbi catalán sin comentarios.

Un abrazo

José Mª dijo...

Por eso el gol es lo más caro del fútbol.
El Betis llevó más peligro de parte de Capi que de Sergio García creo yo Chechu.
Saludos amigo.

http://senderobetico.blogspot.com