sábado, 7 de junio de 2008

Primer día de la Euro.



SUIZA-REPÚBLICA CHECA
Una de las anfitrionas levantaba el telón de una nueva edición de la Eurocopa, la primera desde que escribo en esta bitácora. Suiza quería y debía satisfacer a todos los aficionados allí presentes. Aunque todo empezaba mal con la triste noticia del coma en que permanece aún la esposa del seleccionador Jacob Kuhn, cuyo gesto de seguir entrenando a los helvéticos durante la Eurocopa resulta heroico. La República Checa no contaba con los dos mejroes jugadores de la pasada edición, Rosicky y Nedved, el primero por lesión y el segundo por renuncia, quienes fueron los principales culpables de la gesta en Portugal llegando a semifinales. El otro crack de aquella competición, Milan Baros, contemplaba desde el banquillo el partido, decisión por un lado sorprendente dado que venía jugando de titular y no tan sorprendente dado el bajón terrible que lleva experimentando este chico desde la cita en Portgual.
Pues bien. Arrancaba el partido con una Suiza ambiciosa, que disponía un 4-4-1-1. Behrami provocaba las primeras acciones peligrosas con jugadas desde la banda derecha que acababan en centros para Streller, quien no podía finalizarlos. Poco a poco el de la Lazio se fue diluyendo y ya ni se le vio en el resto del choque. Ambos conjuntos se respetaban mutuamente y los centros al área fueron una constante. La República Checa, por un lado, buscaba siempre a Koller mediante combinaciones entre Jarolim y Jankulovski que acababan en centros de éste último a Koller. Suiza, por su parte, intentaba encontrar respuesta en los remates de cabeza de Streller. En Suiza, el mejor futbolista era Frei, el capitán y la estrella de este combinado, quien demostraba ser un futbolista muy inteligente tácticamente basándose en su astucia, su principal virtud aparte de ser un gran goleador. Durante el tiempo que estuvo, hizo de todo: bajó a recibir la pelota, distribuyó, luchó, corrió y creó peligro con un par de chutes potentes que Cech tuvo que despejar con problemas. Luego vendría la trágica noticia para Suiza: Frei se lesionaba. Parece ser que no volverá a jugar en la Eurocopa, si nos basamos en sus lágrimas al salir del terreno de juego. Suiza perdía muchísimo potencial ofensivo. Entró Yakin, un zurdo de buen golpeo a balón parado. No fue capaz de hacer olvidar a Frei. Barnetta, quien no había aparecido, empezó a recobrar el protagonismo que se le esperaba aunque con nulo acierto. Desperdiciaba todas las jugadas con su manía de ir al centro en lugar de penetrar por la banda. La República Checa, mientras, sólo generaba algo de peligro mediante el rápido Sionko, que mantuvo un intenso duelo con Magnin. Koller no aparecía para nada y Karel Brückner decidió dar entrada a Sverkos por el gigantón. Acertó al cien por cien ya que Sverkos, el goleador de la liga checa, anotó el único y definitivo tanto que daría la victoria a Chequia, algo inmerecida. Pese a que Suiza lo intentó sobre todo con Vonlanthen, el resultado quedó igual. Para mí Vonlanthen debió jugar desde un principio. Es un extremo de buen recorte y potente disparo, casi mortal su ejecución. Barnetta debió quedarse en la banqueta porque no es extremo. Vonlanthen dio al poste en una ocasión clara y nada más pudo hacer Suiza cuyos pelotazos al área fueron neutralizados por el muro checo, dominado por el experimentado Ujfalusi, partidazo el suyo pese a cometer un claro penalty por mano.

MVP para mí: Sverkos. Una llegada, un gol, y victoria para Chequia. ¿Qué más se puede pedir?

PORTUGAL-TURQUÍA
Se presentaba un choque reñido entre una Portugal plagada de calidad y una Turquía notable de mediocentro hasta el ataque y floja en defensa. Desde el primer minuto Portugal llevó las riendas del partido. Scolari presentaba un 4-3-3 con la mejor defensa ecntral del campeonato, formada por Pepe y Carvalho, con un mediocentro de dos jugones como Deco y Moutinho escoltados por Petit y una delantera cuyos extremos son de lo mejorcito, Cristiano y Simao.
Los de Fatih Terim esperaraban a Portugal hasta que Motuinho o Deco recibían la pelota. Cuando alguno cogía la pelota, no podía girarse debido a la presión asfixiante de Turquía en el mediocampo. Siempre tenían que jugar de espaldas a la portería defendida por Demirel. Portugal llegó al principio mediante un par de subidas laterales de Bosingwa, un rapidísimo lateral derecho fichado recientemente por el Chelsea. Buena incorporación la suya. Cristiano Ronaldo era cubierto en todo momento por el lateral izquierdo más las ayudas que éste recibía. Cristiano tuvo que desplazarse a la mediapunta harto del acoso otomano. Ahí se le vio alguna vez, como en un eslálom yéndose de tres adversarios cuyo disparo frustró la jugada. Llegó a lanzar una falta al poste. En la segunda parte, cuando Critiano se fue al centro del ataque, hizo acciones de nivel, como por ejemplo buenas paredes y regates por banda. Por otro lado, el madridista Pepe veía cómo le era anulado un gol de cabeza ilegal. El carioca-portugués fue uno de los más entonados de todo el encuentro por su estupenda condición física que le hacía llegar sobrado para tapar al escurridizo Nihat y por su poder ofensivo, demostrado con pases verticales muy peligrosos y con subidas excelentes al ataque. De hecho el primer gol de Portugal llegó por él, con una subida al ataque marchándose por potencia de dos hombres y haciendo pared con Nuno Gomes. Posteriormente definió con la ayuda de la suerte. Pepe es el nuevo Lucio pero en versión mejorada desde un aspecto defensivo. En este primer partido ha seguido con el magistral tono mostrado en el Madrid.
Pero no sólo Pepe fue protagonista. Para mí Nuno Gomes también anduvo fino. Su pared en el gol de Pepe fue sensacional y sus movimientos a lo largo del partido, exquisitos. Recuerdo uno perfectamente donde se llevó a dos defensas consigo para que Cristiano Ronaldo bajara con la cabeza una pelota franca para marcar de no haber sido por la opsoición de un defensa. Ese movimiento de Nuno Gomes hay que verlo más de una vez porque es genial. Aparte de ésa estuvo presente en otras acciones de peligro como un remate al larguero de cabeza y otro al poste tras jugada de Simao.
El encuentro finalizó con un golazo de Merieles, que culminó una grandísima acción del técnico Moutinho (me recuerda a Deco en su forma de tratar el balón). 2-0 final que acerca a Portugla a los cuartos. Serio aspirante a aganar la Eurocopa, sobre todo por la vía fácil para llegar a la final.

MVP para mí: Nuno Gomes, por sus movimientos y los remates a la madera.

Es recomendable visitar el siguiente blog, donde se también se trata la Eurocopa
http://el-balon-europeo.blogspot.com/search/label/EURO%202008

Os anticipo que mañana habrá sesión doble en el otro arte: Roland Garros y la Eurocopa. Saludos

5 comentarios:

CALIGULA dijo...

Fue superior pero le costó a Portugal.

Saludos Chechu.

Devo dijo...

buena opinion, estas linkeado

portugal fue superior y se noto, suiza merecio mejor suerte

un saludo

devo

Edgar García-Alonso dijo...

A mi me encandilaron hoy Moutinho y Pepe, aunque coincido en señalar que Nuno Gomes, hizo un trabajo sucio pero muy positivo para el equipo, no típico de un '9' pero sí de un mediapunta, y estuvo sensacional.

En el partido se Suiza comentar, a parte de toda tu crónica que Barnetta me decepcionó bastante. Y que con Yakin, para mí, Suiza estuvo más incisiva que con Frei. Aunque sin goleador

PD: ¿Por qué no jugo Arda Turan?

Diego dijo...

Chequia no merecio ganar, lastima lo de Frei. Portugal estuvo bien
Pasate por
http://unpardepelotas.blogspot.com
http://mibetisdiego.blogspot.com
un saludo

La quinta del Buitre dijo...

Pienso que Portugal mejoraría con Quaresma en lugar de Simao. El un lujo asiático tener al extremo del Oporto en el banquillo. Buena apreciación: Nuno Gomes estuvo inmenso en su pared con Pepe.


Un abrazo, chaval.